“No quiera darle explicación a lo que no tiene,


así nos perdimos el misterio de  nuestra vida,

buscando explicaciones que,

las mas de las veces,

 son vacías”

Juan Acevedo Peinado

 

 

El AMOR  es una energía que no necesita entendimiento

Sus lágrimas caen en su rostro, sus palabras no logran llenar esos espacios en la que el cuerpo HABLA, en un idioma que no “se entiende”. El síntoma la atraviesa, “esa enfermedad” la atraviesa, “eso que molesto”, “ese es el desgraciado” que toma su cuerpo, que viene, que toca la puerta en el cuerpo, no pide permiso, entró, se manifiesta y no se quiere ir.

 

Y en medio de lágrimas, ya que el “diagnóstico “indica una serie de “cosas” que van a pasar en el cuerpo, por ende en su vida, dice:

  • “yo no quiero esto”, no quiero que me pase aquello y lo otro…

Entonces el escenario del futuro de su vida se cubre de velos oscuros, siniestros, “POR QUÉ ese está ahí sin que lo llamen y MOLESTA”.

  • “Quiero ENTENDER!!!... quiero entender POR QUÉ… no entiendo”

En silencio la miro, la veo, la observo, la contemplo, en su cuerpo que habla con un lenguaje, un lenguaje que necesita ser descodificado, un lenguaje diferente de las palabras. La enfermedad en el cuerpo, de una persona como tantas otras, como alguna vez hemos aprendido a entrar en la frecuencia de la EXPLICACIÓN y de la mano el POR QUÉ aparece en la escena.

Empezamos a jugar, un objeto representa la enfermedad que está frente a ella, le pido que lo tome, que lo sienta, que lo respire, que sea la enfermedad  para poder CONVERSAR con ella,  su boca se cierra, traga salivas, no puede, su cuerpo se tensa. Ha trazado la línea, “ese es el enemigo”. Jugamos a ponernos en el lugar de “ese”, el silencio asalta, no es de reflexión, es un silencio donde las palabras se tragan, se contienen, no salen.

 

Y ahora cambiamos el juego, la enfermedad es ahora un niño, se ha convertido en un niño muy pequeño que la mira y la invitación es decir en el tono más fuerte y más duro: “me molestás, me jodés, no te quiero de acá, andante, te rechazo, no me gustás”

¿Cómo se siente ese niño?

Ahora el niño eres tu ¿Cómo te sientes con tamañas palabras?

Un niño pequeño…disfrazado de enfermedad al a que se le habla de modo rudo y cruel, al que se le combate.

  • “Pero… al niño pequeño le hablaría con AMOR”

Allí salió de mi boca como conectada con una razón mayor:

  • ¿Qué lenguaje ENTIENDE un niño pequeño?

El silencio se hizo profundo, un silencio donde las palabras se convierten en encuentro con el ser.

Y las palabras salieron desprendidas con orden, razón y lógica que quedaron resonando, vibrando en mi espacio de trabajo como caja de resonancia, ecos de insight y el silencio  es palabra viva, el silencia abre el espacio y surge…

El AMOR es una energía que no necesita entendimiento

 

Hasta aquí la historia… el relato

En las prácticas ancestrales se  habla de TUSUY, en la que tu práctica se convierta en una PERICIA ¿Cómo?

Te regalo una metáfora y de la metáfora el juego, ahora la RAZÓN se disfraza de un  condimento. Sí un CONDIMENTO, el que más te guste, ese que no puede faltar en tus comidas, ese que cuando te llevas a la boca la comida disfrutas, huele rico, sabe a rico.  Te entregas a la saborear la comida gracias al condimento favorito!!

Así la RAZÓN disfrazada de condimento, si le pones mucho arruinas lo estas por comer. Está incomible y aún en un asalto de valentía te lo llevas a la boca y … el resto te lo dejo para tu imaginación. Si le pones poco condimento lo “puedes arreglar”…

La RAZÓN  es importante para no caer en la fantasía, es importante, unida al sentido común, cuántas veces nos saca de algunos “lío”, está unida a la realidad concreta, a lo que ves con tus ojos, a lo que puedes tocar.

Como profesional es visto mucho CONDIMENTO en la cocina de la VIDA de esos seres que llegan con sus ojitos buscando “ALLIN KAW SAY”, es decir el “BUEN VIVIR”.

Entonces:

El AMOR es una energía que no necesita entendimiento

Pues podrás decirme: “No entiendo la frase”

Pues te miraré a los ojos y te preguntaré: ¿Cuánto CONDIMENTO le vas a poner a esta frase?

El lenguaje es más que RAZÓN.

 
Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalle…